22.2.11

Liam.

Recorrí mi mirada por la habitación, estaba sola, y no escuchaba nada fuera. Aproveché para cambiarme la camisa que Liam me había llenado de agua antes de que volvieran de comprar la comida.
Se escuchó la puerta abrirse, y me vi con mi camisa en las manos, sin poder reaccionar.
Crucé mi mirada con la suya, y un escalofrío me recorrió la espalda.
Quizás tendría que haberme llevado la prenda al pecho, ya que no podía ponérmela en una milésima de segundo, pero, me quedé mirándole, y viendo como no apartaba ahora la mirada de mi cuerpo.
Me di la vuelta cuando pude reaccionar y empecé a ponerme la camisa.
-¿No te han enseñado a llamar?-le repliqué.
-Sí, pero veo que también hay veces que se consiguen buenas vistas si no lo haces…

3 comentarios:

Aceituna Rellena de Espinacas dijo...

Me gusta mucho:)

Alec Surrealista dijo...

Claro que te leo, siempre (que pasas evento)!
Que cabrón es Liam xD

Sondra dijo...

hahahah Que capullo !! :$ No sé como no te sigo aún !! Así que lo hago ! Me gusta muchísimo tu blog :D

Momobesos de peluche ♥.

Publicar un comentario